GEOGRAFIA Con una superficie de 1.285.216 km2, es el tercer país de mayor extensión del continente, enclavada en plena franja ecuatorial, limita: al norte, con Ecuador y Colombia, al este con Brasil y Bolivia, al oeste con el Océano Pacífico y al sur con Chile. Existen diversas clasificaciones sobre las zonas ecológicas, pero por lo complicado de las mismas, nos referiremos a las principales y tradicionales regiones: costa, sierra y selva.

La Costa, extensa franja desértica que recorre cerca de 2.500 km. paralelo al Pacífico (uno de los más áridos del mundo), entrecortado por pintorescos oasis y valles fértiles que forman los múltiples ríos que bajan de los andes. Con un máximo de 200 km. de ancho en el norte (desierto de sechura) y un mínimo de 40 km. al sur, es la región donde se encuentra la mayor población del país.

La Sierra, se eleva desde los 1.000 metros hasta los 6.768 metros (nevado Huascarán), siendo la Cordillera de los Andes, la cadena montañosa más grande del mundo el principal protagonista, que recorre el país de sur a norte en dos ramales, oriental y occidental, dividiéndose esta ultima en otros dos ramales montañosos, uno de los cuales da vida y color a la cordillera tropical más alta del planeta, la Cordillera Blanca (Parque Nacional Huascarán). En el sur, en las cercanías de Arequipa, esta cadena montañosa nos permite apreciar cerca de ochenta conos de antiguos volcanes escondidos y profundos cañones (Cotahuasi y el Colca). En toda la serranía, es posible disfrutar de extensos y verdes valles como el Urubamba (Valle Sagrado en Cuzco), y el Santa (en el llamado Callejón de Huaylas) entre otros, y la región del altiplano, sobre los 3.500 metros, como la región de Puno, donde reposa el Lago Titicaca.

La Selva, virgen e inexplorada, es la región mas extensa y menos poblada del país, con una impresionante cuenca hidrográfica en la que destaca el caudaloso Amazonas y otros tributarios. Escondite perfecto de una variada fauna, flora y exuberante vegetación que permanece en un estado original e inmutable que es posible disfrutarlo en zonas reservadas como el Parque Nacional de Manú, la reserva de Tambopata - Candamo y Pacaya Samira entre otras. El factor predominante de esta zona es la inaccesibilidad y el aislamiento, encontrándose en ella diversas comunidades indígenas que mantienen formas de vida ancestrales.

HISTORIA Hace más de 10.000 años, el territorio peruano fue ocupado por sus primeros pobladores, desarrollando poco a poco la agricultura, la domesticación de llamas y alpacas, la alfarería, textilería y orfebrería. Diferentes civilizaciones regionales que se desarrollaron como Chavin, Paracas, Nazca, Mochica y Chimú, dejaron como herencia a los Incas un vasto conocimiento. Los Incas aparecen en el panorama histórico del Perú allá por los años 1.200 para formar el Imperio a finales del siglo XV, el cual sería conquistado por los españoles en 1532, cuya permanencia durante casi 3 siglos dejaría un rico mestizaje, reflejado en su arquitectura, folklore y su gente. Su independencia no llegaría hasta 1821, para dar paso al Perú actual, un país abierto a todo el mundo. Perú es hoy un país moderno y tradicional, orgulloso de su rico pasado, de sus raíces y presto a mostrarlo a todos sus visitantes.

POBLACIÓN 25 millones de habitantes 70% urbano 30% rural Alfabetismo 85%.

siguiente página >>

Nuestra
Empresa

Perú
información

Mejores Programas
Perú
Aventura
Perú
Incentivo
Perú a
medida

Envio de
solicitud
Envio de
postales

   

Perú, uno de los principales destinos turísticos con mayor variedad paisajística del planeta, donde es posible encontrar todos los climas del mundo, nos ofrece la posibilidad de redescubrir: Su fascinante y rico legado histórico con miles de vestigios arqueológicos diseminados a lo largo de su vasto territorio, sus hermosos trazados coloniales, sus tradiciones y ancestrales costum-bres y sus comunidades indígenas integradas profundamente a la pachamama o madre tierra. Así, sin tener
que cruzar fronteras, en Perú es posible pasar de la exuberante humedad
embrujadora de la selva amazónica al interminable y árido desierto costero, tras haber cruzado los espectaculares Andes, con sus cumbres de nieves eternas que sobrepasan los seis mil metros de altura. Pero además de esta diversidad natural, siempre es posible acercarse a sus principales sitios arqueológicos, patrimonio cultural legado por las sucesivas civilizaciones que han protagonizado la historia del
país, desde Chavín de Huantar (cultura matriz de la civilización, con sus cabezas clavas y el misterioso lanzón), Paracas (con sus trabajados mantos e impresionantes cráneos trepanados), Nazca (con sus conocidas y misteriosas líneas y figuras biomorfas), Mochica (con la impresionante ornamentación hallada a distintos personajes de elite de reciente descubrimiento como el Señor de Sipan y su variada y trabajada cerámica), Chimú (con la ciudad de barro más grande del mundo, Chan Chan), y como no, los célebres incas (con la incomparable ciudadela
de Machu Picchu). Sin dejar de percibir el encanto de ciudades coloniales como la colorida Trujillo, la mestiza Cuzco, o la caótica y a la vez, cautivadora, Lima, con su remozado casco histórico.